Dentistas que hablan Español

Brian S. Bienstock DDS
Organización: Cuidado Dental Familiar Las Vegas
4399 Stewart Avenue, #140
Las Vegas NV 89110
Ver Teléfono


Eustorgio A. Lopez MD, DDS
1548 NW 208TH WAY
Pembroke Pines FL 33029
Ver Teléfono


Federico J. Schmid-Hidalgo DDS
Organización: Tango Dental
3015 Bayview Drive, Suite A
Fort Lauderdale FL 33306
Ver Teléfono


Fernan Rodriguez DDS, MS
Organización: Smile Design Orthodontics
325 W Westchester Pkwy, Suite 100
Grand Prairie TX 75052
Ver Teléfono


Jorge Fornaris DMD
Organización: Gables Sedation Dentistry
5727 SW 24th Street
Miami FL 33155
Ver Teléfono


Jose Martinez DDS, DMD
Organización: Southpoint Cosmetic & Implant Dentistry
6817 Southpoint Parkway, Suite 302
Jacksonville FL 32216
Ver Teléfono


Maria T. Rodriguez DDS
315 40th St
Richmond CA 94805
Ver Teléfono


Michelle Salgado Mendoza DDS
Organización: Lake Point Dental
279 W. Main Street, Suite 110
Frisco TX 75034
Ver Teléfono


Nelly Valencia
Dentista y Cosmetóloga Familiar
4011 West Flagler St, Suite 201
Miami FL 33134
Ver Teléfono


Ramiro Esparragoza DDS
Organización: Gables Sedation Dentistry
5727 SW 24th Street
Miami FL 33155
Ver Teléfono


Sarah J. Roddy BASDH
Práctica privada
1917 Creek Mountain St.
San Antonio TX 78259
Ver Teléfono


Patología bucal

La patología bucal es un área de estudio odontológico que se encarga del análisis de las enfermedades orales, examinando sus causas, desarrollo, signos y síntomas. Recorre transversalmente todas las especialidades relacionadas con las patologías de tejidos y órganos bucales y maxilofaciales. Su campo de acción comprende la detección y tratamiento de lesiones crónicas, generalmente asintomáticas, y anomalías localizadas en tejidos blandos, glándulas salivales, elementos óseos y piezas dentarias. Se vale de recursos clínicos, bioquímicos y radiográficos en su fase de diagnóstico e indagación.

¿Qué odontólogos la practican?

Los patólogos bucales son los profesionales que han cursado estudios específicos y recibido el entrenamiento adecuado para desarrollar esta práctica médica. Su formación académica es muy completa debido a la necesidad de conocer en profundidad las diferentes ramas odontológicas y desarrollar su labor interdisciplinariamente. Han sido capacitados para el diagnóstico de padecimientos de la boca y maxilares, tanto a través de la exploración clínica como por medio de técnicas microscópicas. Los patólogos y médicos bucales forman parte frecuentemente de un equipo integrado por cirujanos, periodoncistas, dermatólogos y oncólogos, entre otros.

¿En qué casos interviene la práctica de la especialidad?

La patología bucal interviene en el diagnóstico y tratamiento de numerosas condiciones que afectan la salud oral. Las enfermedades de la mucosa, de los huesos maxilares y aquellas complicaciones derivadas de la necrosis de la pulpa dental conforman el núcleo de dedicación básico de esta ciencia. Diversas alteraciones de los tejidos blandos como pigmentación producida por diferentes causas, queilitis y papilitis son tratadas por esta disciplina. Anomalías tales como nódulos, quistes y escoriaciones constituyen igualmente motivo de visita a un patólogo bucal. Las lesiones de la mucosa oral pueden presentarse como infecciones virales y micóticas, por citar algunas, llegando en algunos casos a originar cáncer. Un especialista se encuentra en condiciones de detectar evidencias precancerosas y actuar de manera preventiva, evitando serias consecuencias.

Existen asimismo gran cantidad de afecciones sistémicas que repercuten en la boca y pueden recibir los tratamientos de un patólogo bucal. Además, el aumento de volumen en maxilares que se mantiene en el tiempo y molestias tales como úlceras recurrentes que demoran en sanar son síntomas que indican la necesidad de una consulta a este profesional. La afección más común de la mucosa bucal atendida por la patología oral es el llamado fibroma traumático. Aparece por lo general en la lengua, se manifiesta directamente asociado a un trauma y es de consistencia firme y crecimiento lento. Se diagnostica por medio de una biopsia y responde exitosamente al tratamiento. La autoevaluación de la cavidad bucal es una acción necesaria de ser practicada periódicamente. Un cambio de coloración llamativo de las mucosas de rosado a rojo, blanco o negro es una señal de alarma que no debe pasarse por alto.

Por su parte, las lesiones que permanecen varias semanas constituyen igualmente motivos para acudir al odontólogo, quien podrá referir al paciente al patólogo bucal si el caso lo requiere. La consulta a un profesional calificado es siempre la mejor decisión destinada a preservar la salud de nuestra boca y el bienestar general del organismo.

Texas New Mexico Arizona Nevada California Florida Illinois New York Massachusetts Colorado New Jersey Oregon Washington Odaho Montana North Dakota South Dakota Wyoming Utah Nebraska Kansas Oklahoma Louisiana Arkansas Misuri Lowa Wisconsin Minnesota Michigan Indiana Ohio Pensilvania Kentucky Tennessee Misisipi Alabama Georgia South carolina North carolina Virginia West Virginia Maine Vermot New Hampshire Connecticut Rhoda Island Maryland Delaware Alaska Hawaii